lunes, 17 de septiembre de 2012

APOTEOSIS EN NIMES


Impresionante corrida de toros en Nimes a cargo del mítico José Tomás, que cortó once orejas y un rabo de forma magistral. El público enardecido y casi enajenado opinó que era poca recompensa, así que fueron muchos los aficionados que se arrancaron sus propios penes y testículos arrojándoselos al torero.



41 comentarios:

  1. jajajaja, eso, tanto pañuelito blanco...echarle huevos, coño!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El que es aficionado tiene que demostrarlo, aunque tenga que recurrir a medidas extremas.

      Eliminar
  2. He oido que fue indultado un toro. Of course, después de haber sido banderilleado, pinchado por un tio a caballo y burlado al extremo con un tipo raro con un mantón rojo... (no se el orden). Eso debe ser arte y no el cine...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El arte en sí mismo, tiene que tener en cuenta cuantas manifestaciones se le apuntan, algunas sin sentido, y no lo digo solo por los toros.

      Eliminar
  3. No sé de qué va esto, Cahiers, a este tema ni me asomo e incluso lo evito porque estoy totalmente en contra de los toros, o quizás debería decir totalmente a su favor. Eso sí, la viñeta genial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El titular de prensa sobre dicha corrida se prestaba mucho al chiste y no he podido evitarlo. Para reflexiones más serias:
      http://pepecahiers.blogspot.com.es/2010/03/estupidez-animal.html

      Eliminar
    2. Yo sólo puedo ver esta "fiesta" de una manera, me parece una salvajada y no entiendo además que se disfrute llevando a cabo y viendo un espectáculo tan cruel hacia el animal. Cahiers, yo tengo un único libro de toros que te habla de lo que ha significado este precioso bicho a lo largo de la historia y de sus costumbres como animal salvaje que es. Además trae unas fotos maravillosas de toros en libertad. Así me gustaría verlos siempre a mí.

      Eliminar
    3. El toro es un animal ciertamente hermoso, con un porte y nobleza equiparable al caballo, pero se ha cruzado en su camino con algo que se llama tradición y no me refiero solo a las corridas. El toro se utiliza en España para muchos tipos de salvajadas.

      Eliminar
    4. No, Tirador, por lo que he podido ver El Cossío es sobre tauromaquia y esto es precisamente lo que no me gusta a mí. El libro que tengo se llama "En tierras del toro bravo" y no tiene ninguna relación con las corridas de toros, es sobre el bicho en sí, como uno más de la naturaleza, como debería ser.
      Y Cahiers, el toro no se ha cruzado en su camino con la tradición, se le ha atravesado y de mala manera la parte más cruel del ser humano que es, en definitiva, el que crea las tradiciones.

      Eliminar
    5. Ya me lo imaginaba yo, Clementine, tomo nota...(Juncal, remember...)

      Eliminar
    6. Clementine, cuando digo que se ha cruzado en su camino me refiero a que ha sido un animal propicio para ello, aunque involuntariamente claro está.

      Eliminar
    7. Pues ya ves tú, Tirador, "Juncal" me encanta, me la pongo de vez en cuando, aunque la parte de los toros si puedo la evito, pero ahí está Paco Rabal como para perdérselo y el guión es muy bueno. Toma nota, toma nota (anda que no ha pegado esto).

      Y tanto que involuntariamente, Cahiers, si fuera cuestión de preguntarle al toro ya ves tú. Y mira, Ferdinando, el del corto de Disney, consiguió plantarse...

      ¡31 comentarios! Tema de debate, claro está.

      Eliminar
    8. Lo que primaba en Juncal era la magnífica interpretación de Paco Rabal, que actuaba más como buscavidas y pícaro que como torero.

      Eliminar
    9. Juncal era mucho más que la genial interpretación de Paco Rabal, el argumento y dirección de Jaime de Armiñán es fabuloso, por no hablar de secundarios como Fernán Gómez, "El Brujo", y hasta Lola Flores...las referencias al "Cosío" anteriores no eran inocentes, ya que era divertidísimo que el personaje de Juncal, portaba casi como único equipaje esa biblia de la tauromaquia...una serie portentosa, donde el componente taurino no era, desde luego, un simple "McGuffin"...

      Eliminar
    10. Todo lo que usted quiera, pero sin Paco Rabal ni Cosío, ni Brujo ni McGuffin.

      Eliminar
    11. De acuerdo contigo, Cahiers, si en lugar de Rabal hubiera sido cualquier otro actor, y digo cualquiera incluso otro buenísimo, no hubiera sido la misma serie. No sé si escribieron el personaje expresamente para él pero lo hace totalmente suyo, es una delicia verle ahí. Aunque la verdad es que ha sido siempre muy buen actor.
      También es verdad que un buen guión, dirección y reparto ayuda a mejorar el conjunto. Y esta serie tiene todo esto.

      Eliminar
  4. Pero que le pasa, Pepe? Lleva dos posts seguidos que se sale! Jajajajaja!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Será que se acaba el maldito verano y puedo dormir por las noches, jejejeje...

      Eliminar

  5. Yo no puedo ver una corrida de toros, la verdad, pero tengo algún que otro amigo taurino que entra en trance con José Tomás. Me gustaría tener más estómago para poder ver si ese hombre es en realidad tan bueno. El que está claro que es buenísimo es Mortadelo, él y toda la colección del gran Ibáñez :)

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo es que no comprendo mucho la mitificación de José Tomás, supongo porque no soy partidario de la fiesta nacional y me cuesta entenderlo. Las pasiones son las pasiones y hay que verlas desde dentro.

      Eliminar
  6. Ya veo que está usted exorcizando ciertos fantasmas personales en esos posts consecutivos...en fin, no voy a enfrascarme en una polémica taurina, entre otras cosas porque ya la hubo hace tiempo en su blog...eso sí, hace décadas que sostengo que "Valor y al toro" es el mejor tebeo de Ibáñez, la obra maestra de las aventuras de Mortadelo...perfecta de la primera a la última viñeta...una delicia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabe que soy un tipo con muchos demonios internos, que me llenan de resentimientos y mala baba, aunque, en esta ocasión, la broma me la han servido en bandeja.

      Eliminar
  7. Respuestas
    1. Ya veo que no le convence mucho la "fiesta nacional".

      Eliminar
    2. Es una barbaridad sanguinaria y sádica. En cuanto a la valentía de los toreros, una vez vi cómo mi cuñado montaba una grúa...

      Eliminar
    3. En eso estamos de acuerdo y, en cuanto al riesgo, seguramente menos que el comercial que se pasa media vida en la carretera o el que se sube a un andamio, aunque desde luego el riesgo del torero parece más palpable y directo. Si es valentía o no, eso es otra historia, teniendo en cuenta que, en no pocas ocasiones, se aplica de forma demasiado generosa y respecto a unos actos que no la merecen.

      Eliminar
  8. Muy bueno MR.Cahiers: No me gustan los toros pero respeto los gustos de todo el mundo. A José Tomás hay que reconocerle valor. El muchachote no se mueve ni que le venga el toro de frente. Algo de suicida siempre se ha dicho que tiene. Repito que no me gustan los toros pero a fuerza de ir en su contra nos vamos a cargar a muchas economías que viven de ellos. Creo que también hay que pensar en ellos. de todos modos, la viñeta genial.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hace tiempo era un feroz anti-taurino. Con los años ya se sabe que uno se hace más moderado, menos impulsivo, aunque sigue pareciéndome un espectáculo ciertamente estúpido, pero que debe morir, si muere, de muerte natural y no imponer prohibiciones. Usted le presupone valor a José Tomás, pero ya me gustaría verle lidiar a mis dos diablillas, que seguro saltaba la barrera.

      Eliminar
    2. Ahí estoy plenamente de acuerdo con usted. Una tarde con un par de chavales full energy y déjame a mi de toros de Vitorino.

      Eliminar
    3. Cierto, además son ellos los que te torean sin piedad.

      Eliminar
    4. Pero es que usted tiene pinta de ser un pedazo de pan. ¿Me equivoco?

      Eliminar
    5. Lo soy, lo soy, pero a veces me pongo el disfraz de poli malo.

      Eliminar
  9. Yo pagaría por ver ese espectáculo; No a José Tomás toreando, sino lo que las auto-castraciones honoríficas. Además resolvería muchos problemas, al menos en cuanto a asociaciones de vacas viudas se refiere.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema de esos voluntarios mutilados sería cuando pasase la euforia.

      Eliminar
    2. Se los remata para que no sufran, es cuestión de humanidad.

      Eliminar
    3. Como con los caballos cojos en las películas del oeste.

      Eliminar
  10. Mr. Cahiers, ¡Magistral post! Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias amigo Belknap y además muy breve, para no cansar.

      Eliminar
  11. Eso, las dos orejas y el rabo. Supongo que aquí lo televisarían y en horario infantil. Saludos. Borgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno ya saben que los toros han vuelto a Televisión Española, aunque supongo que no los incluirán en el canal "Clan".

      Eliminar