miércoles, 11 de septiembre de 2013

LAS DOTES ADIVINATORIAS DE FRANCISCO IBÁÑEZ



Estoy seguro de que a muchos le resultará ya familiar la famosa viñeta del autor de Mortadelo y Filemón en donde, tan popular autor, fue capaz de anticiparse al desastre de las Torres Gemelas. Probablemente Ibáñez no se pudo resistir y al dibujarlas, a buen seguro, pensó que tan altas edificaciones no estarían exentas de algún percance aéreo. Al igual que es muy peculiar que sus dibujos estén adornados en segundos planos de ciertas peculiaridades, un caracol fumando, ratones jugando a las cartas, una araña en un rincón, tampoco a la viñeta que figura más arriba le faltan detalles ciertamente peculiares, como el avión estrellado, un elefante en otra de las torres y un tipo gigantesco con bigote que asoma entre dos edificios.
Una noticia me llamó la atención durante uno de los muchos telediarios que pueblan nuestra televisión. La rápida expansión económica de China ha producido ciertas singularidades urbanísticas que forman parte del desarrollo absurdo y precipitado. Durante la construcción de una autopista en 2012, en la provincia de Zhejiang, una pareja de ancianos se negó en redondo al abandono de su vivienda, quizás porque les parecía que el dinero ofrecido por las autoridades era del todo insuficiente, o puede que sólo quisieran tener buenas comunicaciones. El caso es que la obra continuó adelante, sin importarles que quedara susodicha construcción en medio de la misma, convertida en lo que se ha venido a denominar acertadamente como "casas clavo".

Al final, como se puede ver en la última fotografía, los singulares protagonistas de tan llamativa noticia aceptaron la indemnización, unos 42.000 dólares, y la casa fue derruida para el normal tráfico de una autopista al uso. Semejantes imágenes me recordaron a una historieta de Mortadelo y Filemón del año 1977 titulada "Soborno", en donde se daba la siguiente situación:

Aunque aquí la autopista fue primero, y de lo que se ironiza es sobre los oportunos sobornos para construir en lugares insólitos, no deja de ser una coincidencia más que sorprendente de lo que, en un primer momento, nos parecería una salida surrealista del bueno de Ibáñez. Toda una demostración empírica de aquello de "El arte imita a la realidad", que en este caso sería a una realidad aún por llegar. Aunque no tenga nada que ver con el tema que nos ocupa, no me resisto a dejarles otro momento hilarante de esta historieta, absolutamente delirante y genial.



30 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Casualidades de la vida dirían algunos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Son cosas muy curiosas.

    Hay más coincidencias de este tipo, la más reciente es que en el manga futurista "Akira" de finales de los 80 Tokio es la elegida para los juegos olímpicos del 2020, tal y como ha ocurrido finalmente : )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues fíjese que he visto algunas veces Akira y no me acordaba de semejante coincidencia. Esperemos que las obras de los juegos del 2020 no terminen como en la película.

      Eliminar
  3. Genio y figura. Maestro de maestros. La clarividencia de sus escenas en segundo plano son fruto de su suprema inteligencia!!!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Además demuestra esa visión casi esotérica del mensaje oculto, de lo que va más allá del primer plano.

      Eliminar
  4. Ibañez es un genio, cuando ya te sabias los chistes de sus historietas de memoria de tanto leerlas, podías dedicarte a buscar los mil detalles que poblaban los escenarios de sus viñetas y encontrar cosas sorprendentes y absurdas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lástima que con tanto trabajo a destajo no pudo ofrecer todo su talento. En otro país le hubieran permitido trabajar a su ritmo.

      Eliminar
  5. Y no nos olvidemos del zapatófono... Ni Superagente 86 ni leches. El teléfono móvil fue obra del Dr. Bacterio, luego lo perfeccionaron con ciertos detalles sin importancia como el display. Bueno, de hecho el amigo feo y barbudo vive en Acapulco en una lujosa mansión, eso gracias a la patente del invento.... Ibañez for ever.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, habría que compilar cada uno de sus inventos para ver cuantos de ellos tiene verosimilitud. Lo mismo me animo y los repaso para ver que se encuentra. Saludos.

      Eliminar
  6. ¡Qué bueno! No recordaba ya esas cosas de Mortadelo y Filemón. Hace tanto que ya no los leo... Tendría que retomarlos porque son magníficos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a buen seguro volverá a echar unas risas, porque hay un tipo de humor que nunca envejece.

      Eliminar
  7. Mortadelo y Filemón es mi cómic predilecto de siempre, los leía de crío y ojo, los sigo leyendo ahora, una de las cosas que más me gustaban era la cantidad de detalles de sus dibujos, los que citas de las ratas, lagartijas y demás.

    Sobre las coincidencias las considero eso, coincidencias, pero basadas en una idea muy de Ibáñez, si algo puede pasar es probable que pase, si la estupidez humana es ilimitada sus consecuencias deben de ser que algún día un edificio esté en medio de la carretera.

    De cualquier manera un genio, es que ves la viñeta del robo y no puedes sino sonreir, y siempre con esa lectura de crítica social que tiene.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo soy un admirador incondicional y guardo mi colección Olé como oro en paño. Estoy de acuerdo en lo de las coincidencias y eso demuestra lo absurda que puede ser la realidad.

      Eliminar
  8. Anda que no he leído yo a Mortadelo y Filemón...madre mía, supongo que por ahí empezó mi amor por la lectura, quedarme leyendo tebeos en lugar de salir a jugar con niños a los que no entendía.
    Lo de la casa en mitad de una autopista lo vi el otro día en las noticias, y me estuve riendo un rato, me dio por pensar que eso tendríamos que hacer aquí cuando pretenden expropiar, echarle más huevos, y hasta me extraña que allí que son más brutos no arrasen casa con familia dentro.
    Debí perderme algo, porque la que yo vi, no comentaban nada de que al final la hubieran derruido.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que fue mi primera lectura, incluso antes de saber leer ya los ojeaba con sumo interés. Aquí sería difícil que se diera esa situación, te enviarían ipso facto a la legión.

      Eliminar
  9. Respuestas
    1. Uno de los grandes, genio y figura indiscutible.

      Eliminar
  10. Mr. Pepe Cahiers, interesante, sin duda una casualidad, pero de lo que no hay duda alguna es de que Ibañez era un visionario. ¡UN GRANDE! Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que demuestra que cualquier cosa por muy absurda que sea se puede transformar en algo factible. Saludos.

      Eliminar
  11. Estupenda entrada ésta, Cahiers. Yo he disfrutado de lo lindo con todos estos "dibujantes-guionistas" de lujo, y lo sigo haciendo ahora, pero Ibáñez ha sido siempre, y lo seguirá siendo, una de mis debilidades, entre otras por eso que bien apuntas de los detalles más mínimos en sus ilustraciones. Genial, sin más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y eso que si no le hubieran saturado de trabajo, hubiera firmado unas obras aún más extraordinarias.

      Eliminar
  12. El genial Ibáñez me inspira más confianza como vidente que Sandro, Aramis Fuster y otros pitonisos televisivos.
    Por cierto que la semana pasada fui a la central de correos en Barcelona y me entregó un certificado Mortadelo en persona. Bueno, Benito Pocino que trabaja allí como funcionario.
    Saludos. Borgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabía que Pocino aún trabajaba en correos, claro que no le fue demasiado bien en el mundo del cine y es que presencia tenía para el personaje, pero otra cosa es el talento interpretativo.

      Eliminar
  13. ¡las historietas de Mortadelo y Filemón eran geniales! crecí con ellas, Ibañez me gustaba más que Escobar porque tenía un puntito de mala leche muy divertido

    besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Escobar tenía otra forma de humor, más blanco, más infantil si se quiere y, desde luego, más anclado a una época muy concreta.

      Eliminar
  14. Pues aquí le dejo yo otra viñeta de Ibañez muy de actualidad:

    https://pbs.twimg.com/media/BTvdcUaCEAAnep5.jpg

    Claro que en este caso, más que un acto visionario, es más una cuestión de realidad constante. Y es que los políticos han sido, son y serán siempre gentuza de la peor calaña.

    Saludos ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja, si la conocía ya porque tengo esa historieta en cuestión. Me gusta sobre todo cuando uno de ellos pregunta que si los deportistas también irán y el otro le responde que para qué.
      Saludos.

      Eliminar
  15. Me encantan Mortadelo y Filemon por lo que siempre he admirado la genialidad de Ibañez, pero nunca imagine que también dominara el arte de la adivinación. Realmente extraordinario este hombre.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso indica hasta que punto la realidad se torno surrealista.

      Eliminar