martes, 11 de febrero de 2014

ZOMBIS Y HUMOR EN TIEMPOS DE CRISIS


Dicen que el género de terror es muy sensible a los cambios sociales y, sobre todo, a los vaivenes económicos. Que sea el fiel reflejo de los tiempos parece que puede ser algo más que una sospecha razonable, aunque, naturalmente, tampoco es una ciencia exacta. Cuando la bonanza y el bienestar social campan por sus anchas predomina el cine de vampiros, quizás por ser éstos personajes más exquisitos, de un origen noble, poseedores de grandes mansiones, cuando no directamente de un gran castillo. Se impone por lo tanto cierto glamour que ha llegado de forma distinta a lo largo de los años, desde un aristocrático Conde con modales refinados, pero con su lado oscuro, hasta los nuevos vampiros new age, descafeinados pero muy de vestir de Emilio Tucci, relacionados con la saga "Crepúsculo". En cambio, el modus vivendi del zombi es de lo más precario. Desarrapado, sin voluntad propia, siempre hambriento y sucio, una escoria andante del cine de horror. Además puede ser un sin techo, siempre vagabundeando por las calles y caminos y, de tener un sitio donde cobijarse, no tardará en ser expulsado sin piedad por los vivos. Es carne de cañón, no hay remordimientos en su eliminación o, en el mejor de los casos, puede ser utilizado como mano de obra barata.
Si tal hipótesis de identificar zombis y crisis tiene algo de verosimilitud, no hay que extrañarse de que, tan solo tres años después de que los altos ejecutivos se lanzaran indiscriminadamente por la ventana en el famoso Crack del 29, se estrenase "La legión de los hombres sin alma", con Bela Lugosi esclavizando por medio de malas artes a los sufridos zombis. Claro que nada es perfecto, y esta teoría tiene demasiados inconvenientes, porque en 1931 también se estrena "Drácula" de Tod Brownin, quien tan sólo un año después lleva a la gran pantalla "La parada de los monstruos", película que si puede responder a un estado de ánimo, en este caso muy ligado a la Gran Depresión.  "Yo anduve con un zombie" es de 1943, una fecha inolvidable para la humanidad, puesto que la Segunda guerra mundial se encaminaba a su final, dejando una Europa derruida y un número de muertos escalofriante. En 1963 es asesinado el presidente Kennedy en Dallas y, tan sólo cinco años después, son víctimas de las balas su hermano Robert y Martin Luther King. Un periodo al que muchos definen como el de la pérdida de la inocencia del pueblo norteamericano. No parece pues baladí que George A. Romero rodara por entonces la mítica "La noche de los muertos vivientes". En la crisis energética de los años 70, no era poco frecuente en las carteleras el cine zombi venido de Italia de la mano de los D´Amato, Lucio Fulci o Marino Girolami.

En la actualidad da igual el origen de los muertos vivientes, sea éste un virus, experimento o causa inexplicable, pero el trance económico que padecemos nos ha traído sin paliativos el resurgimiento del cine zombi, en el que incluso las estrellas más glamurosas del cine contemporáneo quieren situarse, como, por ejemplo,  Brad Pitt y su políticamente correcta "Guerra mundial Z". No estoy muy seguro de que el binomio crisis-zombi sea una fórmula incuestionable, porque, al fin y al cabo, ¿cuándo no hemos estado en algún tipo de crisis? Dicen que la única forma de combatir a la muerte es con el sentido del humor, y puesto que hablamos de los que han sido desposeídos del impulso vital, y también de los que lo han sido de los bienes materiales más indispensables, no me resisto a emplear otra dualidad más reconfortante como la del humor y zombis, esperando tiempos mejores en los que todos vivamos mejor que el Conde Drácula en un banco de sangre.

33 comentarios:

  1. Me he reído mucho, Cahiers!!! Creo que los tiempos que vivimos actualmente se prestan mucho al resurgimiento zombi. De hecho, la sociedad está llena de zombis. Los 5 consejos para sobrevivir a la infección no tiene desperdicio jaja Y me gusta mucho el aspecto del zombi de la última viñeta, en el restaurante. Los zombis están de moda. De hecho, hemos coincidido en la temática de la última entrada! Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, ese zombi parece muy educado, no ataca a nadie y tiene modales para sentarse en una mesa para pedir el menú.

      Eliminar
  2. Me ha gustado mucho lo de "Creo en tu potencial, Coco". Ninguno de mis profesores nos dijo jamás algo parecido ;P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo que tienen los llamados Mad doctors o científicos locos, que sin ellos no se produciría ninguna catástrofe y el género no sería tan estupendo.

      Eliminar
  3. Mr. Cahiers, en este rebrote zombi, porque ya antes seguro que lo hubo, pero no con tanta fuerza como el de ahora, o asi me lo parece, pensar que hay gente que realmente cree que habra un dia en que ocurra una plaga de zombies como en las peliculas. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Circulaba por ahí una encuesta, no se si real o de broma, respecto al hecho de que se produjera un apocalipsis zombi y como se expresaba la alegría porque tal hecho al fin se hubiera producido. Hay gente para todo.

      Eliminar
  4. A mi me ha gustado mucho el chiste del zombi que se esconde en un cuarto oscuro y hace ruido :) es, y cualquiera que vea una peli del género, una de las cosas que se repiten una y otra vez.

    Yo no creo que el fenómeno zombi esté unido a la crisis, lleva ahí toda la vida y cierto, en los últimos años hemos vivido el fenómeno "Walking Dead", pero también "Crepúsculo" y "True Blood" que son de vampiros.


    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco lo creo, por esos géneros que coinciden sean tiempos de crisis o no. Si parece cierto que el zombi representa la figura del desposeído de todo, de lo material y de lo espiritual, un símbolo absoluto de la miseria.

      Eliminar
  5. Había leido spbre la teoría del resurgir del género de terror en tiempos de crisis, pero no centrada solo en los muertos que vuelven de la tumba hambrientos de cerebros. sino haciendo referencia al género de terror en general.
    A mi me gustan las pelis de zombies pero tengo la sensación de que el fenomeno se esta ablandando como se puede ver por la peli de Pitt.
    Me encanta el El manual de supervivencia para un ataque zombie para zombies, ellos también tienen derechos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo espero que ese estilo de la película de Pitt, no cree demasiada escuela, no porque sea mala, que no lo es del todo, al menos entretiene, pero prefiero que se respete ese lado más gore y sangriento de los zombis.

      Eliminar
  6. Respuestas
    1. Gracias, amiga Eva, me alegro que haya sido de su agrado.

      Eliminar
  7. me dió hambre esta entrada jaja...salu2...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, jeje, no hay nada mejor que un buen plato de casquería.

      Eliminar
  8. No soy yo muy de pelis zombis, ni de las de antes ni de las de ahora, controlo más bien poco. No es su caso, Cahiers, entrada bien currada ésta. Mis felicitaciones.

    Pd.- ¿Dónde está su amigo, el de "posiblemente publique en breve"? :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya, ya se que no es usted muy partidaria de los pobrecitos zombis.
      En cuanto a nuestro amigo, lo cierto es que está en plan zombi. El muy traidor pasa del blog para volcarse en eso que llaman Facebook.

      Eliminar
    2. Pero qué desfachatez... Yo sí publicaré en breve, Cahiers, y esperemos que esta vez se refleje mi actualización, si no ya te aviso :)

      ¿Pobrecitos zombis?

      Eliminar
    3. De vez en cuando me paso por si acaso, pero ya he visto que John Wayne seguía cabalgando en La gran Pantalla.

      Eliminar
    4. Proféticas palabras las tuyas, Cahiers, ya verás, ya ;)

      Eliminar
  9. Jaja, que triste, los zombies son taaaaaan cutres, prefiero vampiros desde luego. No obstante tu asociación con las crisis y determinados momentos históricos lo veo pelín pillado por los pelos...no sé jeje, me ha sonado como la numerología, que si te empeñas en cuadrar algo como te interesa siempre terminas consiguiéndolo.
    ¿Las viñetas son tuyas Pepe? son muy divertidas.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está más que pillado por los pelos, ya lo digo en el artículo, tal y como lo demuestran varios ejemplos, el más reciente el de la saga "Crepúsculo", la de los vampiros fosforitos, al que no le afecta el recibo de la luz ni el paro.
      Las viñetas no son mías, ya quisiera yo, amiga Inma.

      Eliminar
  10. Sr. carriers, los zombis merecemos un respeto, que mucho hablar de nuestra dieta pero hay muchas más cosas interesantes: Nuestra afición al fútbol, a las telecomedias, a los concursos, a acudir a las rebajas... en fin que si no fuera por nosotros ni siquiera tendríamos estos fantásticos partidos políticos, así que no nos maltrate y lea mucho, que eso pone los cerebros bastante jugosos.
    :p
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues fíjese que a mi el fútbol me saca de mi estado zombi para adoptar el de cabreado perenne. Es lo que tiene ser aficionado a un modesto, que no dan más que disgustos.

      Eliminar
  11. Los zombis son los proletarios del género del terror. Lo más sugerente de un vampiro es que no desentona en una fiesta o en sociedad cosa que no se puede decir de los zombis cuyos modales quedarían pronto en evidencia.
    Recuerdo que cuando vi por primera vez "La noche de los muertos vivientes" me impactó aquella fotografía granulosa que recordaba los noticiarios de la época, lo que conseguía un efecto de realidad.
    Saludos. Borgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En efecto, es lo que tienen estos parias del cine de terror que se les ve venir a la legua y no podrían pasar inadvertidos en una cena de la alta sociedad, sobre todo si llevan mucho tiempo vagabundeando por las calles y medio descompuestos.

      Eliminar
  12. jajajaa.

    Pues mira, te voy a recomendar que veas, si no la has visto ya, una estupendísima miniseria de la BBC que trata el tema zombi de una manera originalísima que está, además, en las antípodas de todo esto que parodias. Se llama "In the Flesh", son tres capítulos de 1 hora magistrales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tomo nota amigo Lombreeze, ya había oído hablar de ella, en cuanto tenga oportunidad le echaré un vistazo.

      Eliminar
  13. Es una teoría genial la de relacionar el no-muerto de moda con la situación económica, nunca se me había ocurrido pero después de leerla me parece que tiene mucho sentido.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los no muertos no pueden estar más en crisis, sin vida, descompuestos, harapientos y miserables, son los pobres del cine de terror.

      Eliminar
  14. Hola Pepe,

    Gran disertación. La masa de los zombies es una analogía a los desharrapdos que por cierto existen y existiran siempre. Por lo que el cine de Zombies siempre estará más o menos en boga. (A este paso, ad eternum).

    Aunque es verdad que las modas imponen vampiros, zombies segun el contexto económico. Igual que tu, yo creo que nada escapa a la económia, despues de todo el cine es una fusiónd de cultura, sociedad, economia, filosofia, pensamiento actual.

    La lista sobre consejos es muy buena, debería imprimirla y colgarla en alguna pared.;->

    Un abrazo Maestro Cahiers.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no estaría de más, amigo UTLA, al fin y al cabo no son pocos los que se toman en serio esto del apocalipsis zombi. De hecho, en el colmo de lo absurdo, muchos están deseando que pase.

      Eliminar
  15. Excelente entrada, Pepe, me sacaste varias sonrisas, genial para empezar la mañana.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro amigo Juan, no hay nada mejor que saludar una mañana con buen humor.

      Eliminar