martes, 3 de octubre de 2017

CINE Y SOLAMENTE CINE

Dos enemigos irreconciliables se toman un descanso en una de las escenas cumbre de "Tiburón", Robert Shaw y la bestia mecánica a la que llamaron cariñosamente Bruce. La historia pudo ser muy diferente y ambos pudieron no ser los protagonistas de esta intensa historia. El actor porque se pensó primero en Lee Marvin y Sterling Hayden para el papel de Quint y, el temible escualo, porque los productores tenían la cándida idea de emplear tiburones reales "domesticados". Al final, la elección tanto del reparto como de la amenazante criatura encajaron a la perfección en la película, que el tiempo ha transformado en una obra maestra, si es que alguna vez no lo fue. 

Un momento divertido en el rodaje de una película cuya virtud no era precisamente el humor. Linda Blair y el director William Friedkin se abrazan entre muecas, intentando quizás espantar la tensión en el rodaje de un film, "El exorcista", que aterrorizó a varias generaciones. Después quedaría la leyenda de la maldición que persiguió a algunos de sus participantes, algo de lo que el cine también se nutre.

Una fotografía que refleja la tensión en el rodaje de una de las películas míticas por excelencia del Hollywood clásico, "Lo que el viento se llevó". En ella se muestra a un airado George Cukor, a sabiendas que a causa de su enfrentamiento con el productor David O. Selznick, tenía los días contados como director, siendo sustituido por Víctor Fleming. Tampoco la mirada que Clark Gable le dirige a Vivien Leigh parece de lo más emotiva. Entre los chismes de la sociedad cinematográfica del momento, se decía que el actor se atiborraba de cebolla para besar a la actriz y que esta hacía algo similar fumando como un carretero.

Una bellísima Claudia Cardinale muestra su pericia como incipiente pistolera en un film que, además de los consabidos duelos de humo y pólvora, hubo, y muchos, cruces de miradas en primer plano. "Hasta que llegó su hora" es una película que se toma su tiempo de forma pétrea, fusionándose con el paisaje y la historia, y todo con la inconmensurable banda sonora del maestro Morricone y aquella armónica tan significativa. 


Marilyn Monroe parece dormitar sobre un Eli Wallach, que se nos antoja admirado de tanta suerte. No en vano el feo del spaguetti western de Leone, podía presumir de su compañera de reparto, un mito erótico a punto de romperse, en un film del maestro Huston, "Vidas rebeldes". Un western tardío, una elegía anticipada de actores monumentales, como Montgomery Clift, Clark Gable y la propia Monroe. Una mirada triste, un adiós sin retorno. 


Hablando de gigantes, en esta fotografía el director Michael Mann se sitúa entre dos de ellos, Robert  De Niro y Al Pacino, preparando su cara a cara en la película "Heat". Aunque ambos actores ya habían formado parte del reparto de "El padrino II", sus personajes pertenecían a distintas líneas temporales. Ahora, y ante la atenta mirada de medio mundo, se produciría el deseado encuentro, que quizás por sus expectativas pareció no estar a la altura de lo esperado, pero el tiempo, como el buen vino, se ha encargado de mitificar justamente. 


Charles Laughton observa a un prodigioso Robert Mitchum en el rodaje de "La noche del cazador". La película sería el debut y despedida de Laughton como director de cine. Quizás las despiadadas críticas le hicieran abandonar. De haber tenido la medida del tiempo, la nueva perspectiva le hubiera llevado a replantearse su abandono, porque ahora su categoría de film de culto es incuestionable. Y no podía ser de otra manera en una realización innovadora, en este cuento de terror tan sublime y elegante. 


Se nota que Stallone no tenía esa relación tan cordial con John Huston, como si parecían disfrutar  Michael Caine y Pelé en la película "Evasión o victoria". Se cuenta que su respeto al gran director y sus deseos para agradarle le robó algo de espontaneidad. No obstante, su personaje no carecía de cierta simpatía. No es "La gran evasión", se la define más bien con esa denominación peyorativa de "película de encargo", dirigida sin demasiado entusiasmo, pero, sin querer, es un buen trabajo y, desde luego, lo mejor que el séptimo arte ha podido ofrecer al deporte rey. 


12 comentarios:

  1. Muy buen post.
    Sabes que yo me pedí permiso en el trabajo para ir ver Heat con unos amigos por el morbo ése que apuntas del duelo actoral?. Y sí, fue tremendísima decepción (la peli y el duelo).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues lamento no coincidir, pero a mi me parece que es una buena película y creo que así está considerada. Además, teniendo en cuenta la que hicieron juntos después, "Asesinato justo", me parece que no vamos a tener nada mejor que aquel duelo interpretativo.

      Saludos M.Lombreeze

      Eliminar
  2. Me encanta la foto de "La noche del cazador" y la de Marilyn abrazada a Eli Wallach que representa muy bien el tono melancólico de la película. Además aparecía Thelma Ritter, la Robaescenas, y Kevin MacCarthy... el de "¡Están aquiií!!!
    Saludos!
    Borgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un reparto extraordinario, y Thelma magnífica sin duda alguna. Al bueno de MacCarthy siempre le quedó aquella frase agónica como carta de presentación.

      Saludos

      Eliminar
  3. Qué buenas fotos Pepe. Me trajiste varios recuerdos, como el de la armónica de "hasta que llegó su hora" (¡qué buuena estaba Cardinale entre otras cosas!), voy a tener que volver a ver ese film.
    Me acordé que en "evasion..." Ardiles se manda una chilena tremenda.

    Por lo simbólico, las dos primeras fotos son las que mas me han gustado

    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo juraría que el de la chilena fue Pelé, amigo Frodo. Habrá que investigarlo con un nuevo visionado.

      Saludos

      Eliminar
  4. Muy buena la entrada Pepe y las fotos reflejan a la perfección lo que luego nos cuentas sobre ellas. La mirada de Clark Gable a la protagonista es bestial,y el tiburón visto así pierde toda su fiereza jejej.
    Saludos Pepe
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El tiburón mecanico fue toda una pesadilla para el equipo de rodaje, siempre se hundía en el fondo, quizás por ello la película quedó también, en el sentido de que insunuaba más que mostraba, un añadido de calidad para el suspense.

      Saludos

      Eliminar
  5. Estupenda entrada. Creo que en "Tiburón" si hubieran elegido tiburones reales no hubieran encontrado uno tan grande y tan espectacular como el mecánico. Y si lo hubieran encontrado, a ver quien es el guapo que lo amaestra y se pone delante suyo. La niña de "El exorcista" está irreconocible, pobrecilla. La fotografía del rodaje de "Lo que el viento se llevó" es sensacional y plasma a la perfección el ambiente que debió reinar allí. Lo de Clark Gable y las cebollas debe ser cierto, yo también lo había escuchado. Además era bastante difícil de tratar cuando no le caías bien. Y la Leigh no le cayó bien nunca. Lo queno sabía es que ella fumaba para cuasarle el mismo efecto en las escenas de beso. Claudia Cardinales está ... bellissima!!! Es lo más inolvidable del film. La imagen de Marilyn es maravillosa. Parece querer descansar de su propia vida. Desde luego, "Vdas rebedes" es una película también de culto por el final de sus protagonistas. El encuentro en "Heat" de Pacino y De Niro es soberbio pero, a veces, las grandes expectativas hacen un flaco favor a las películas. No así ocurrió con Charles Laughton. Supongo que nadie tendría buenas expectativas para "La noche del cazador" y hoy la considero una de las mejores películas que he visto en mi vida. Es una auténtica obra maestra. Ningún director ha estado tan acertado y tan sublime en toda su filmografia. Es lo que tiene rodar solo una película. Muy bena, también, la fotografía del rodaje de "Evasión o victoria". El buen rollo que transmite contrasta perfectamente con la de "Lo que el viento se llevó". Y por supuesto, es lo mejor qu eha dedicado el cine al mundo del fútbol. Y espero que siempre siga siendo así y no se les ocurra hacer un remake con Leonardo DiCaprio y Cristiano Ronaldo. Abrazos Cahiers.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hubo escenas con tiburones reales y pudo acabar en catástrofe con uno de los dobles, debido a que se rompió la jaula y su vida corrió serio peligro.
      Respecto a lo de Gable y Leigh es ilustrativo de lo difícil que puede resultar la interpretación, sobre todo cuando tienes que actuar frente a alquien que no te resulta, digamos apetecible.
      Quizás la parte legendaria y el aporte de obra de culto de "La noche del cazador" es precisamente ser considerada como maltratada por la crítica del momento.

      Un abrazo

      Eliminar
  6. Que buenas fotos, cuanto para comentar... Linda Blair sufrió toda la peli literalmente así que esa imagen es un hallazgo... Junto al tiburón fueron los dos grandes terrores de mi infancia...

    Marylin era bella hasta dormida... Y la Cardinale ahí está terrible!!!

    ResponderEliminar
  7. La de Stallone es simpática pero muy menor... Con Maradona hubiese sido mejor jaja...

    Y Heat creo que gana con los años y las visiones... Me diste ganas de ver de nuevo esa escena! Que grandes son esos dos... Saludos 🙋

    ResponderEliminar