viernes, 9 de noviembre de 2012

GRANDES FRASES DE CINE: EL SUEÑO ETERNO

 
Son muchas las anécdotas que hacen referencia al intrincando argumento de "El sueño eterno", algunas reales y otras solamente leyenda. Pero, en lo que se refiere a la trama que da vida a esta muestra impecable de cine negro, hay que dejarse llevar por sus afilados diálogos y olvidar que toda la madeja del lío que pretende desenredad es un desafío encomiable, aunque poco recomendable. Demasiados muertos y demasiadas pistolas en un mar de escenarios y giros algo confusos, pero absolutamente perdonable si quienes están detrás de toda esta entelequia son Howard Hawks, William Faulkner, Leigh Brackett, Jules Furthman y el autor de la novela original, Raymond Chandler. Son muchos los diálogos a recordar y aquí les ofrezco una pequeña muestra, aunque siempre me fascinó el climax sexual entre los personajes interpretados, en una breve escena, por Humphrey Bogart y una casi irreconocible Dorothy Malone.

Philip Marlowe ................. Humphrey Bogart
Vivian Rutledge ................ Lauren Bacall
Carmen Sternwood .......... Martha Vickers
General Sternwood .......... Charles Waldron



Bibliotecaria- ¿Ha encontrado lo que deseaba?
Marlowe- Sí, gracias.
Bibliotecaria- No parece usted un hombre interesado en primeras ediciones.
Marlowe- Ehh..., también hago colección de rubias. 


Vivian- No me gustan sus modales.
Marlowe- A mi tampoco los suyos y no he pedido esta entrevista, a mi tampoco me gustan mis modales, me hacen llorar las noches de invierno y me importa tanto que le moleste como que se tome la sopa con tenedor. 


Vivian- Caramba, no va muy arreglado.
Marlowe- Ni tampoco soy muy alto. La próxima vez vendré con tacones, corbata blanca y una raqueta de tenis.
Vivian- Dudo que eso sirviera de algo (…). ¿Cuál será su primer paso?
Marlowe- El de costumbre.
Vivian- No sabía que hubiera una costumbre.
Marlowe- Está explicada con esquemas en la página 47 de “Cómo ser detective privado en diez fáciles lecciones”.



Marlowe- Levántese, Carmen. Parece usted un pequinés.


Marlowe- General, vigile a su hija,  ha intentado sentarse sobre mis rodillas cuando yo aún estaba de pie.


General Sternwood- ¿Cómo la gusta el coñac?
Marlowe- En un vaso.


General Sternwood- ¿No le gustaba trabajar para el fiscal?
Marlowe- Me despidieron por insubordinación. Siempre he sido bueno en eso.


Carmen- Tú no eres muy alto
Marlowe- Te juro que yo hice lo que pude.


Carmen-  Me gusta usted. Me gusta.
Marlowe- ¿Sí? Pues aún no ha visto lo mejor. Tengo una danzarina balinesa tatuada en el pecho.


Marlowe- ¿Quién es?
Norris- La señorita Carmen Sternwood.
Marlowe-  Quítenle el biberón, ya es mayorcita.


Marlowe- Dime la verdad porque no abofeteo bien a estas horas de la noche. 


Vivian- Bien, hablando de caballos, antes de apostar me gusta ver cómo arrancan, cómo corren y cómo van en la carrera. Me parece que a usted le gusta arrancar fuerte
Marlowe- Por mi parte, creo que tiene usted cierta clase, pero no sé adónde puede llegar, ni cuánto puede correr
Vivian- Eso depende bastante del jinete.




 Vivian- Ha ido demasiado lejos Marlowe.
 Marlowe- Duras palabras para un hombre, especialmente cuando está saliendo de su dormitorio.


Vivian- Es usted guapo
Marlowe- Y cada minuto que pasa lo soy aún más.





55 comentarios:

  1. Pues no he visto la película, pero los diálogos me encantan...muy de chulazo, jajajaj

    1besico!

    ResponderEliminar
  2. La ví hace muuuuucho tiempo así que gracias por recordar diálogos tan entrañables como lúcidos.

    Saludos,

    Me gusta tu cambio de look... aunque hace tanto que no me paso que lo mismo son prehistóricos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra verle por aquí después de tanto tiempo. El nuevo look lo estrené hace una semana más o menos. Saludos.

      Eliminar
  3. Hola, Cahiers. Éste es uno de mis clásicos de cine negro preferidos,uno de los que tengo más arriba de mi lista particular y por esto mismo uno de los que más veces me he visto. Me gusta todo en ella, la dirección, la pareja protagonista y los que les rodean y, por supuesto, esos diálogos de lujo. Y lo que menos me preocupa es si la historia es más o menos coherente. Empieza la película, de inmediato me engancha y ya está, no me hace falta más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida una vez más a la Guarida. Estaba a punto de encargar a Philip Marlowe que indagara sobre su paradero. Respecto a la película, es cierto que engancha desde la primera escena hasta el final, importando poco si el argumento tiene más o menos lógica.

      Eliminar
  4. Jajajaja, madre mía. Estos diálogos deberían figurar en la primera página de la "Antología de la socarronería".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es para menos, porque aquí todos van con retranca.

      Eliminar
  5. Fabulosa esa película,amigo Pepe, que juega con delectación a tramas confusas, como bien afirma nuestra rediviva Clementine (algunos ya desesperábamos que hubiera desaparecido cual Greta Garbo en su gloria)...y algo que siempre me ha admirado de Hawks, y es que en su casting las actrices son de una belleza fuera de lo real...el culmen de todo ello es la de "Su juego favorito", que merece una entrada que quizás me animé a hacer...
    (Y por cierto, buena victoria ayer del Granada, para que no se sigan quejando de los puntos que volaron el pasado domingo a Lezama!!)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vuelta a la vida, (vida bloggera) lo cual es motivo de jubilo...y no te quejaras amiga mia, te he comparado con Greta Garbo...nada sigo con el vermuth acompañado de quisquilla motrileña...¡prodigioso!

      Eliminar
    2. En efecto, y eso a pesar de esa presunta misoginia de la que se le acusado en alguna ocasión, cuando en realidad sus mujeres protagonistas eran independientes y muy de tomar sus propias iniciativas. Esa victoria ha servido de tranquilizante ante los malos augurios.

      No se quejará, amiga Clementine, ha sido ubicada en el mismo contexto que Greta Garbo, los vermuth y las quisquillas.Ja!

      Eliminar
    3. Anda que no aprendo yo vocabulario con las palabras que me dedicas. Y no, no me quejo de la comparación aunque, entre tú y yo, somos incomparables. Y anda que no se cuida usted con esos manjares que se auto regala...

      Eliminar
    4. Cahier, mi comentario anterior va dirigido al de más arriba (al Tirador, no a Dios), supongo que se hará usted cargo. Es que te me has colado en todo el medio, huraño eremita, no se puede entretener una en esto, está claro, que enseguida te toman la delantera...

      Eliminar
    5. Menos mal, porque si menciona al de más arriba, lo mismo acuden los ángeles custodios, a los que recurre frecuentemente nuestro amigo Tirador.

      Eliminar
    6. Nuestro amigo Tirador va a acudir de cualquier manera, en forma de ángeles custodios o disfrazado de expediente x. Y referido a tu comentario anterior, ya me voy acostumbrando a los mejunjes en los que me suele incluir este amigo tuyo de la infancia.
      Oye, me gusta un montón la guarida que te has puesto de fondo y arriba a la derecha, te queda muy mona y muy apropiada para el blog...

      Eliminar
    7. Amigo, pero no de la infancia, lo conocí en segundo de aquello que se llamaba BUP (Bachillerato unificado polivalente, cuando los dinosaurios dominaban la Tierra, jajajajaja.
      Respecto a la ilustración de fondo, mucho más apropiada para la Guarida que aquellas cortinas rojas.

      Eliminar
    8. Ah, bueno, pues si no es desde la infancia mejor para ti. Ja!

      Eliminar
    9. Cuánto echaba de menos estos rifi-rafes entre ustedes tres..

      Eliminar
    10. Y eso que el Tirador tiene que estar en proceso de hibernación, porque no a dado las oportunas réplicas.

      Eliminar
    11. Pues entonces ya podemos prepararnos, Cahiers...
      Hola, natsnoC.

      Eliminar
    12. Bueno, ya estoy de nuevo por esta santa casa! Es cierto, la amistad entre el Sr. Cahiers y un servidor se remonta nada menos al año 82, año de esperanzas mundialistas que se vieron frustradas de un plumazo...curiosamente si conoci con anterioridad a otro amigo comun apodado La Masa y que era un tipo de cuidado. Afortunadamente no fuimos compañeros de colegio, ya que mientras yo pasaba esos años en centro moderno, con pedagogia apropiada, segun cuenta Cahiers su escuela era casi el internado del pequeño Oliver!

      Eliminar
    13. Bueno, bueno, estaba usted agazapado cual jaguar para desvelar mi sórdida infancia en Alcatraz.

      Eliminar
    14. Si ya lo auguraba yo, Cahiers, y mira, esta vez se ha centrado en ti y eso que cuenta con un aliado en Borgo.
      Y decimos de la trama de "El sueño eterno"...

      Eliminar
    15. ¿El sueño eterno?. Ostras, ya se me había olvidado, creía que hablábamos de la Garbo!

      Eliminar
  6. Es curioso, en la novela de Chandler cuando le suelta a Marlowe eso de "No me gustan sus modales" responde: "No importa, no están en venta". Las replicas de Marlowe eran geniales y la película maravillosa aunque recomiendo la novela, es la mejor de la serie Marlowe junto a "El largo adiós", mi preferida. Saludos. Borgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues tanto una como otra réplica son estupendas, al igual que Chandler, todo un referente en la novela negra.

      Eliminar
  7. Nunca me ha gustado ese tono chulesco de Bogart, además siempre he pensado que era demasiado feo como para permitírselo. Espero que en la vida real no fuera así, si no, yo no me explico lo de la Bacall...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero a aquí queda genial, como anillo al dedo en un género como el cine negro, que no entendería de otros comportamientos, digamos más elegantes. Feo, amante del buen beber y con voz de pato Donald, pero todo un símbolo de séptimo arte y un tipo de lo más interesante.

      Eliminar
  8. es lo que más me gusta del cine clásico, unos guiones y unos diálogos geniales. Ahora muchos efectos especiales, pero el talento literario de aquellos tiempos al parecer se perdió..

    besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa carencia es un talón de Aquiles de muchas producciones actuales. Y eso se llama falta de talento.

      Eliminar
  9. Me gusta mucho cuando en un diálogo nombran a Proust, jajaj la verdad es que no me imagino a Vivian leyendo a Proust, pero...También cuando Marlowe le quita la pistola a uno de los protagonistas y dice algo así como demasiadas pistolas en esta ciudad y muy poco cerebro. Éste último quiero buscarlo en inglés. Ah y la réplica final de la taxista cuando le da su número de teléfono, jajaj.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de las pistolas es de traca. Ha quitado tantas pistolas a los matones de turno, que trata de expresar que ya le cansa, pero con un giro irónico.

      Eliminar
  10. Brillantes diálogos dentro de una trama de lo más confusa con la que no sé ni si el propio autor se aclaraba. Suerte que detrás de las cámaras estaba Hawks, sino hubiera salido de ahí un buen pifostio.

    Sonará a tópico, pero es bien cierto que ya no se hacen películas así. Y no será por falta de novelas negras pidiendo a gritos ser llevadas al cine.

    Saludos ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La leyenda o la realidad cuenta que no fueron pocas las llamadas al autor de la novela, para preguntar si fulanito o menganito habían muerto y quién había sido el ejecutor.

      Eliminar
  11. Añadir las de "Tener y no tener" de Howard Hawks: una antología increíble: un manual de réplicas que cualquier hombre que se precie debería llevar junto a su Smith&Wesson.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues "Casablanca" tampoco carecía de frases brillantes.

      Eliminar
  12. Sí, estupendas todas las frases que has destacado de esta obra maestra y obra inagotable, tanto literaria como cinematográficamente. "El sueño eterno" es la pesadilla de Marlowe...es el sueño inalcanzable de un hombre ante la sociedad corrupta. Me encanta esta película y esta novela. Abrazos Cahiers.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, aunque el personaje navega bien en ese mar de corruptelas, y es que con ese carácter cínico no podía ser de otra manera.

      Eliminar
  13. Me gustan los diálogos, parece tener una replica sarcástica para todos según leo, creo que se entiende con un guionista como Faulkner y el cinismo que creo le ha impregnado Chandler, pero en la vida uno patina, estar al ingenio todo el tiempo, también cansa. No he visto el filme porque quiero leer primero el libro. Bogart me gusta más en su papel sufrido, la cara le ayuda, parece un perro triste. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En la vida real es difícil tener a tiro siempre una frase oportuna, salvo que tengas un mini guionista bajo el sombrero. Bueno, lo de Bogart es cierto, tal y como se demuestra en "Cayo largo", "El último refugio" o "Casablanca", pero aquí tampoco anda mal. Bienvenido a la Guarida.

      Eliminar
  14. Hola Sr. Cahiers,

    ¡¡Que gran entrada!!

    - ¿ Lee libros ?
    - Si, y tambien colecciono rubias.

    Pues lastima, por que no he visto la película, así que no podre opinar como usted se merece.

    Sin embargo aprovecho igual. Veo que el blog tiene nuevos cambios Felicidades, y ¿ este fondo ? ¿ es una iglesia o un castillo ? Que miedo, tan tétrico y gótico!!

    Hay un par de links a la derecha que no se muestran bien, por lo demás siempre es trabajo realizar algún cambio.

    Un abrazo Pepe,
    SBP

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya sabe, en cuanto pueda le da un buen visionado a "El sueño eterno", se lo pasará fenomenal. Ese fondo se supone, bueno se supone no, es y será la Guarida del Eremita, mientras no venga una orden de embargo. Saludos.

      Eliminar
  15. Unos diálogos muy ingeniosos. Y lo que es mejor, de buenas películas. Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si y además de los que ya no se fabrican. Bienvenida a la Guarida.

      Eliminar
  16. Pepe, bienvenido a mi blog.

    En el tuyo me encuentro muy a gusto. Ya no se hacen pelis como "el sueño...", creo que para la mayoría de espectadores de hoy los diálogos resultarían "demasiado" inteligentes, irónicos, cínicos y con toques seductores impagables, el sentido del humor es un don para paladares exquisitos !salve!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego no se puede negar que, tanto los años 40 como los 50, fueron los de la época dorada del buen cine y lo mejor de todo es que se perpetraban obras maestras sin intención de hacerlas.
      Sea bienvenida a la Guarida.

      Eliminar
  17. Me encantan estas películas en las que el diálogo es mucho más protagonista que los efectos. Los personajes de Bogart serían vilipendiados hoy día, pero qué grandes eran...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antes de vilipendiar a esos personajes, debemos tener en cuenta el contexto de la época, aunque tampoco entiendo demasiado que se discuta el papel de un tipo duro como Bogart en el cine negro.

      Eliminar
    2. Estamos hablando de gente capaz de censurar a los hermanos Grimm, así que igual está pidiendo usted demasiado...

      Eliminar
    3. En efecto, hay que asumir que la censura no tiene fronteras y, en la inmensa mayoría de las ocasiones, tampoco razones.

      Eliminar
  18. Qué bueno, me encantan este tipo de películas y esta justo no la vi, no la conocía siquiera. Ya mismo la busco y la miro ni bien pueda. Me gustan siempre las pelis que tienen buenos diálogos.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no se arrepentirá, porque a ésta en cuestión le sobran buenos diálogos.

      Eliminar