miércoles, 28 de julio de 2010

GRANDES MOMENTOS DEL CINE DE CIENCIA FICCION

TERMINATOR: "Las máquinas surgieron de las cenizas del fuego nuclear. Su guerra para exterminar a la humanidad había continuado con furia durante décadas. Pero la batalla final no iba a librarse en el futuro. Se libraría aquí, en el presente. Esta noche". Con estas palabras comienza el mítico film de James Cameron, en una historia que nos presenta un futuro desolador, y cuya única esperanza es un hombre, cuya madre, la legendaria Sarah Connor es encañonada por una pistola de mirilla láser empuñada por un Terminator en la mejor escena del film. La mirada fría y sin piedad del robot-ejecutor, magnífico Arnold Scharzenegger, se enfrenta a los ojos asustados de su víctima, cuyo futuro acaba de cambiar para siempre. En realidad, las máquinas provocaron el nacimiento de su verdugo.



EL IMPERIO CONTRAATACA: "¿Obi-wan no te dijo lo que le pasó a tu padre?- Me dijo lo suficiente. Dijo que tú le mataste.- No. Yo soy tu padre." Momento cumbre de la saga galáctica que marca un antes y un después, añadiendo la suficiente profundidad y complejidad para trascender más allá que una simple aventura de naves espaciales. El guión de Leigh Brackett y Lawrence Kasdan y la sólida dirección de Irvin Keshner nos regalaron la mejor entrega de la saga y probablemente una obra maestra indiscutible. Hasta ese momento creíamos estar viendo la historia de Luke Skywalkwer, pero en realidad era la de Darth Vader.




EL PLANETA DE LOS SIMIOS: Las modificaciones que se realizaron en la novela de Pierre Boulle, fueron determinantes para que este film de Franklin J. Schaffner se convirtiera en todo un icono de la ciencia ficción. Fue el año de "2001: Una odisea del espacio", aunque personalmente siempre me pareció que la película interpretada por Charlton Heston había envejecido mucho mejor que el film de Kubrick. Además, "El planeta de los simios" contaba con un final absolutamente magistral que dejó clavados en la butaca a todos los que acudieron a su estreno. Todo esto, unido al excelente maquillaje que hicieron creíbles a los simios y la minimalista música de percusión, la convirtieron en una película imprescindible para los buenos amantes del género.


LA INVASION DE LOS LADRONES DE CUERPOS: Vista por unos como un aviso del peligro comunista y por otros, en cambio, como una sátira sobre la paranoia del marcarthismo, lo cierto es que el film de Don Siegel es una sobria apuesta por la ciencia ficción y su tratamiento reparte dosis equitativas entre suspense y acción. Son muchos los momentos magistrales, pero destacaría dos. El primero es cuando nuestro protagonista descubre que la mujer que ama ha sido suplantada y carece de emociones. La mirada de ella, vacía y sin sentimientos se refleja en la de él, aterrada y desesperada. El otro momento se desarrolla en la carretera, en pleno delirio de nuestro protagonista y su intento de buscar ayuda es acompañado por una advertencia que ya es historia viva del cine: "¡Usted será el próximo!". El final atenúa la angustia y aunque algunos creen que fue una imposición para suavizar la historia, lo cierto es que a mi, particularmente, me resulta muy tranquilizador.



BLADE RUNNER: La novela de Philip K. Dick "¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?", en la que se basa la película de Ridley Scott, narraba la obsesión de un hombre por conseguir un animal sintético, pues la propiedad de uno de ellos era síntoma de prestigio. Afortunadamente el giro que la historia sufrió en su adaptación cinematográfica, le dio el suficiente peso específico para barnizarla con un toque más complejo. Las implicaciones filosóficas sobre la identidad y la muerte transcurren en una ciudad bañada por una lluvia eterna en una noche casi infinita. Película cuestionada en su estreno, pero que fue formándose como un film de culto en los videoclubs y que ahora parece que el tiempo ha pasado factura por ella, aunque es indudablemente un icono del cine contemporáneo. El discurso final del replicante, el carismático Rutger Hauer, es repetido religiosamente por los más fieles admiradores de Blade Runner.



ALIEN, EL 8º PASAJERO: En 1979 se inicia la saga que convirtió en mito a su heroína, Ripley, y a su antagonista enemigo, un extraterrestre depredador de extremada agresividad y con ácido como sangre. Dirigida por Ridley Scott con gran maestría, aunque las malas lenguas comentan, no se si de forma infundada, que Walter Hill hizo algo más que ejercer de productor y guionista. El estilo gótico, la atmósfera opresiva y el original diseño de la criatura, llevado a cargo por H.R. Giger, convirtieron a "Alien" en toda una referencia del género. James Cameron realizó la primera secuela "Aliens, el regreso" alejándose del estilo de Scott y realizando un film de pura acción, donde primaba más la espectacularidad que el suspense. Algunos ven en este segundo film una clara metáfora sobre la guerra del Vietnam. La película encerraba, por otra parte, una de las mejores escenas de cuantas partes se han rodado, que no es otra que el descubrimiento por parte de Ripley de la reina madre de los aliens y su posterior enfrentamiento. La tercera de la saga, a cargo del siempre interesante David Fincher, imita el estilo de la primera entrega y queda muy por debajo de las expectativas que había generado. "Alien: resurrección" fue la última en llegar a la gran pantalla, dirigida por Jean-Pierre Jeunet que supo imprimirle su particular estilo en una historia, que a pesar del desgate temático, resulta original y plena de acción. Incluso la menospreciada "Alien vs Depredador" me parece un film muy entretenido e interesante, y mantengo esta opinión a pesar de las reacciones adversas que puede originar la misma.



DEPREDADOR: El impacto de "Alien, el 8º pasajero" trajo como consecuencia multitud de imitaciones, pero realmente la única interesante fue la propuesta que John McTiernan nos ofreció en el año 1987. Aunque la base argumental es muy parecida al film de Ridley Scott, aquí la acción no tiene lugar en el espacio, sino en una selva centro-americana y el carácter de la historia es mucho más atávico. También hay que añadir que el diseño del extraterrestre es muy innovador, siendo mérito del mítico Stan Winston, aunque el concepto de la mandíbula fue una idea de James Cameron. La película es una excelente muestra del cine de acción de los 80 y tiene escenas tan impactantes, como la de el indio cuando comprende que no hay escapatoria y, cuchillo en mano, se ofrece como inmolación hacia un destino inexorable, o cuando el personaje de Schwarzenegger opta por enfrentarse al temible depredador utilizando su lado más primitivo y ancestral. Aquel grito animal, antorcha en mano, en la oscuridad de la jungla aun resuena como un eco infinito en nuestro subconsciente.


EL TIEMPO EN SUS MANOS: "Durante un millón de años los hombres vivieron y murieron por sus sueños para que ustedes se dediquen a comer, nadar y bailar". Con estas palabras les espeta George Welles, Rod Taylor, a los Elois que hayan enterrado el conocimiento heredado de sus antepasados, convirtiéndose por su desidia en alimento para los Morlocks. Este es el futuro inquietante que descubre el protagonista de esta película del británico George Pal, en su particular adaptación de la novela de H.G. Wells "La máquina del tiempo". Aunque los efectos especiales puedan resultar hoy toscos y, en ocasiones, irrisorios, la historia que nos cuenta es lo suficientemente atractiva como para mantenerla en nuestros recuerdos más cinéfilos. La escena del maniquí en el escaparate es toda una prueba de imaginación para, con pocos recursos, mostrar el inexorable paso del tiempo.

17 comentarios:

  1. Pffff, pedazo de selección. De nuevo, incontestable. Difícil decidirse por cuál es la mejor, verdad?.

    ResponderEliminar
  2. ¡Lo sabía!!! No podía faltar aquella escena de "como lágrimas en la lluvia..." Estoy de acuerdo que "El planeta de los simios" se conserva bien. Fue el intento de la Fox de hacer un "2001" más accesible. Me gustaría Cahiers que se pasara por mi entrada del 18 de setiembre: "La doctora Zira era Lola Gaos". Borgo.

    ResponderEliminar
  3. Muy buen resumen del cine de ciencia ficción, me ha gustado mucho esta entrada. Mi favorita, entre todas, Alien. Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. ¿Para cuando la segunda parte? Me quedé con ganas de más. Mi favorita, El tiempo en sus manos. En ella se demuestra de lo que una persona es capaz de dejar con tal de volver con su amada, nif.

    ResponderEliminar
  5. He visto Blade Runner unas 5 o 6 veces, (probablemente mi película preferida de ciencia ficción) todavía me conmueve el discurso de Rutger Hauer del final. Antológico. "Yo... he visto cosas que vosotros no creeríais... atacar naves en llamas más allá de Orión, he visto rayos C brillar en la oscuridad cerca de la puerta Tannhäuser. Todos esos momentos se perderán en el tiempo como lágrimas en la lluvia. Es hora de morir".
    Snif... ¿A que vuelvo a llorar?

    ResponderEliminar
  6. Simplemente genial Mr.Cahiers. Aunque creía que nos había abandonado en este torrido verano, su regreso no ha hecho más que gratificarnos con tan interesante entrada. Todas películas estupendas, todas memorables,...y alguna como Depredador, que me han hecho recordar tiempos de cines de verano donde si te precipitabas al entrar en la segunda sesión aún podías pillar el final de la peli que ibas a ver con lo que la guasa era tremenda. Blade Runner antológica y Alien simplemente irrepetible. Saludos Mr.Cahiers

    ResponderEliminar
  7. Hola Pepe Cahiers. Espectacular repaso de ciencia ficción. Lo que más me gusta es que recuperes clásicos como "La máquina del tiempo" y "La invasión de los ladrones de cuerpos", dos películas que para mí y para mi infancia son muy importantes. Para la época en las que están filmadas son pequeñas obras maestras. "Terminator", un texto legendario para comenzar una película y en cuanto al "yo soy tu padre" de "La guerra de las galaxias"... me trae muy buenos recuerdos. Excelente la frase, también, de "Blade runner" como ya dejaste insinuaod en tu comentario de mi blog. Muchas gracias por una entrada tan interesante.

    ResponderEliminar
  8. Hola. Enhorabuena por el blog. Me gusta bastante. Todas las películas que has puesto son fantásticas. Pero me queda por ver "Blade Runner" y "La invasión de los ladrones de cuerpos". "El Imperio Contraataca" es de mis favoritas. Recuerdo que mi padre me regaló la cinta de pequeño y al ver la famosa escena del "Yo soy tu padre" no era consciente de que estaba presenciando una de las escenas más famosas de la historia del cine. Me agrada el haberlo recordado. ¡¡Saludos!!

    ResponderEliminar
  9. Mr.Lombreeze: Yo creo que resume todo un género y, en si mismas, son auténticos iconos de la ciencia-ficción.

    Miquel: Es que Lola Gaos daba mucha impresión, además de ser una magnífica actriz.

    Juanma: La saga "Alien" ha sabido mantener un nivel con altibajos, pero muy digno.

    Gargola: Me apunto lo de la segunda parte. Amigo Gargola es usted un romántico y, como Drácula, sería capaz de atravesar océanos de tiempo en busca de su Mina particular.

    Alimaña: Creo que es uno de los discursos más repetidos y a los odiadores de esta película les saca de quicio en cuanto lo oyen.

    Blue Day: Pues si, me he trasladado durante una semana a una guarida junto al tenebroso mar y poder concentrarme en mis numerosas obsesiones. Pero ya estoy aquí. Lo que dice usted era uno de los peligros de las sesiones continuas.

    Marcos: Es que hubiera sido imperdonable haberme dejado en el tintero ambos clásicos, pero, sin duda, todas y cada una de ellas nos ha dejado un recuerdo imperecedero en nuestra memoria.

    Antonio L.: Ante todo, bienvenido a la guarida. Es que "El imperio contraataca", aparte de ser una obra magna de la ciencia ficción, es la piedra angular de toda la saga, es el momento que transforma una simpre aventura en algo más profundo.

    ResponderEliminar
  10. Mr. Pepe Cahiers, muy buena su lista, un saludo.

    ResponderEliminar
  11. Un 10 para todas, incluidas las dos remezclas de Blade runner, el remake de los ultracuerpos y las siguientes aventuras de Ripley.
    Eso si, notad en el video de los monos como Charlton Heston baja del caballo y toma posición, busca su marca y se abre de patas para declamar el discurso final, menudas chapucillas de montaje que hay en esa peli.

    ResponderEliminar
  12. Gracias amigo Belknap, me alegro haya sido de su agrado.

    Es cierto, estimado Lucifer, y además creo que la estatua de la libertad no está a escala, apareciendo más pequeña de lo que en realidad es, pero son fallos que se perdonan en compensación por sus muchas virtudes.

    ResponderEliminar
  13. Una genial recomendación Pepe, ¡me ha encantado! Estoy de acuerdo en todas las que mencionas, no quitaría ninguna. Quizás la que más me ha gustado es la de "El planeta de los simios", algo inolvidable para mí. Y por supuesto, la conocidísima escena de Star Wars es una de las más importantes del cine, no podía faltar.

    PD: ¿No has pensado en incluir nada de Star Trek? Como serie/saga de películas de ciencia ficción es una de las más veteranas, y tiene algunos momentos épicos, ¿no crees? Quizás en esa esperada segunda parte que ha mencionado Gárgola ;)

    ResponderEliminar
  14. Pues amigo Cendrero, con todo el respeto del mundo a los aficionados de Star Trek, nunca he sido un aficionado a esta saga y creame que he visto alguna entrega, pero no me ha picado el gusanillo. Para bien o para mal soy Jedi 100%. Pero tendré en cuenta su recomendación.

    ResponderEliminar
  15. Grandes momentos todos. ¡No dejéis de vigilar los cielos!

    Eso sí, por favor, ¡"Alien IV" es infumable!

    ResponderEliminar
  16. Pues, amigo Möbius, a mi no me desagrada su visionado, siendo de la opinión de que la entrega de Fincher es la más floja, por su repetición de postulados.

    ResponderEliminar
  17. Pues nada, ya está todo dicho en esta impresionante lista de comentarios. Felicitarle por la selección y animarle a postear un segunda parte con 2001, Encuentros en la Tercera Fase o incluso Wall-e. Saludos!

    ResponderEliminar