lunes, 27 de enero de 2014

LARGA VIDA AL ROCK AND ROLL

En la noche del jueves, después de la serie "Cuéntame", Televisión española emitió un programa especial con el título "Ochéntame otra vez: Mi rollo es el rock", donde se hacía un nostálgico repaso a las bandas rockeras de la década de los ochenta, de sus anécdotas y vivencias al margen de la conocida y institucionalizada "movida", con testimonios tan interesantes como los de Miguel Ríos, el Mariskal Romero, Gay Mercader, integrantes de Obús, de Tequila, de Barón Rojo y  de Johnny Cifuentes de Burning. A través de sus palabras podemos adentrarnos en el apasionado mundo de los pioneros del rock en España, de los tiempos difíciles en los que había mucho de improvisación y también de valentía. Al margen de los que ellos llamaban los niños de papa de la "movida" de Tierno Galván o de la radio fórmula convencional, sin ayudas ni apoyos, surgieron de las entrañas de pueblos y ciudades, dispuestos a poner una pica en el turbulento negocio de la música. Fueron los años de Asfalto, Bloque, Topo, Ñu, Leño, Barón Rojo, Obús, Panzer y algunos más, que demostraron que aquí había lugar para algo más que Hawaii-Bombay y polvos pica pica.

El gran Mariskal Romero cuenta cómo llegó a ser productor musical con el entrañable sello de "Chapa Discos". La discográfica Zafiro quería incorporar en su nómina a los nuevos grupos de rock que surgían por España, pero al ser una compañía ligada al Opus Dei pretendían guardar las apariencias. Así que le encargaron al famoso locutor que se hiciera cargo personalmente, ya que ellos no querían ver a ningún "melenudo" andando por sus oficinas. Mariskal hace un análisis de los grupos de entonces, llegando a interesantes conclusiones. Que Rosendo Mercado, a pesar de ser un mediocre cantante y guitarristas, tenía un carisma incuestionable y que Barón Rojo ha sido probablemente la mejor banda de rock de la historia de nuestro país, y de cómo conquistaron algunos países con más larga y mejor tradición en el género. Podemos ver algunas imágenes de festivales de rock en el Reino Unido, en los que los asistentes hablaban maravillas del buque insignia de Chapa Discos. Sherpa, bajista y voz de Barón Rojo, se quejaba amargamente de que, por falta de financiación, no pudieron acometer una gira europea que les hubiera situado en la órbita de las grandes bandas. Así mismo cuenta una curiosa anécdota. En un festival en tierras británicas, unos segundos antes de salir al escenario, sufrió un percance intestinal y tuvo que salir a escape al cuarto de baño con guitarra incluida. Como no se hablaba con los hermanos de Castro, Carlos y Armando, éstos ni le avisaron y salieron sin él. Sherpa escuchaba desde su particular trono los primeros acordes del tema "Barón Rojo" y tuvo que darse prisa, en terminar su particular y escatológica faena, para aparecer en el escenario, recibiendo la ovación del público que identificó su tardanza con su condición de líder del grupo. 

Contaba Gay Mercader, promotor musical, lo precaria que era la situación en aquellos años en lo que se refiere a la contratación de grandes bandas que actuaran en nuestro país. Prueba de ello fue la primera vez que los Roling Stones vinieron a España, allá por el año 76, en la que, estando contratados, no había ningún espacio disponible para un concierto de esa envergadura. Refería Mercader una broma bastante interesante y que denota la herencia sufrida por el puritanismo de los años de la dictadura. Se acercó al hotel, después del concierto de la mítica banda británica, y se encontró en el vestíbulo a Mick Jagger y a Ron Wood, acompañados de sendas señoritas, algo contrariados porque el recepcionista no les dejaba subir a sus habitaciones, salvo que les mostrara el correspondiente libro de familia, atestiguando así que eran un par de matrimonios enamorados y con los papeles en regla. La situación quedó solventada tras el socorrido soborno a tan celoso guardián de la moral, con la estimable cifra de un billete de 1.000 pesetas del año 76.


En un país tan anquilosado como el nuestro, la imagen era algo más que una simple capa de apariencia, y no eran pocos los que desconfiaban del estilo que las bandas de rock lucían como bandera de su forma de vida. No es sólo que la música  fuera todo un cúmulo de disonancia con el orden establecido, además se extendía a un cambio en lo físico que se reforzaba como un anacronismo de los tiempos. Fortu, el cantante de Obús, contaba de forma jocosa que, grabando uno de sus primeros vídeos musicales por las calles de Madrid, algunas mujeres, al verles las pintas, decían que estaban rodando una película de esas de quinquis, del estilo de las que filmaba José Antonio de la Loma narrando las aventuras del Vaquilla y el Torete. Decía también Fortu, que quizás les hubiera salido más rentable robar coches que formar una banda de rock. Ramocín, quién te ha visto y quién te ve, narraba sus vicisitudes en sus conciertos por esos pueblos de España y cómo en una localidad de Ávila, le ofrecieron un enchufe doméstico, como el que hay en cualquier casa que usted utiliza para usar la batidora, para conectar toda la infraestructura acústica de un concierto. Naturalmente el apaño fue un desastre y dejaron sin luz a toda la comarca. 


El malo de la película "Danko, calor rojo", decía que tras la caída del comunismo, el primer soplo de libertad se ahogaría en cocaína. Aquí fue "el caballo" el que dio buena cuenta de muchos jóvenes que vivieron intensamente la década de los ochenta y, tal como decía Alejo Stivel, componente de los Tequila, el que vivió aquellos años no se acuerda de nada. Todo era fantástico, se respiraban vientos de cambio, la sociedad se despertó de aquel sueño en blanco y negro, pero, como dice Johnny Cifuentes de Burning, no hay nada gratis y muchos se quedaron en el camino, tal y como lo atestigua otro miembro de su banda, Pepe Risi, que cuando le preguntaron por Chuck Berry decía que a él le gustaría morirse antes, y al final lo consiguió. Tiempos de luces y de sombras, de esperanzas y realidades, de cuando hacer rock and roll era algo más que una aventura. 



22 comentarios:

  1. ────────╠███████───███████╠─────────────
    ───────╠█████████─╠█████████────────────
    ───────█████████████████████╠───────────
    ──────╠██████████████████████───────────
    ──────███████████████████████───────────
    ──────███████████████████████╠──────────
    ──────███████████████████████╠──────────
    ──────███████████████████████───────────
    ──────╠██████████████████████───────────
    ──────╠█████████████████████╠───────────
    ───────█████████████████████────────────
    ───────╠███████████████████╠────────────
    ────────╠███████████──╠████─────────────
    ─────────██████████─────╠█╠─────────────
    ─────────╠████████──███─────────────────
    ──────────╠███████─╠█████───────────────
    ─────╠╠────╠██████─╠███████─────────────
    ──█████╠────╠█████╠─╠███████╠───────────
    ─╠███████╠█╠─╠█████╠──████████╠─────────
    ╠███████████╠──█████───╠████████╠───────
    ╠█████████████──╠██╠─────╠████████╠─────
    ─██████████████───────────█████████╠────
    ──╠█████████████╠───────╠███████████╠───
    ───╠█████████████████████████████████╠──
    ────╠█████████████████████████████████──
    ─────╠█████████████████████████████████─
    ───────████████████████████████████████╠
    ────────╠███████████████████████████████
    ─────────╠██████████████████████████████
    ───────────█████████████████████████████
    ────────────╠██████████████████████████─
    ───────────────────────────────╠██████──
    ─────────────────────────────────███╠───
    ─────────────────────────────────╠█╠────
    ★MaRiBeL★

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy original. Gracias por la visita, Maribel.

      Eliminar
  2. Buff, qué decir, Barón Rojo, Sangre Azul, Obús... sobre todo Barón claro, una banda más que mítica, grandísimos, para mí no hay duda alguna de que es la banda más importante de Heavy Metal que ha dado España, lástima que acabaran tan mal entre ellos.

    Quienes crecimos aprendiéndonos de memoria las letras de "Hijos de Caín", "Tierra de Nadie", "Cuerdas de Acero" y demás no podemos sino acordarnos con mucho cariño de todos estos grupos, eran tiempos de casettes, de cintas grabadas de una cinta grabada, con una calidad más que cuestionable en cuanto a sonido, pero daba igual.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Hijos de Caín" fue para muchos de nosotros una especie de himno y, cuando ibas con alguna cerveza de más, no era raro que nos atreviéramos a cantarla a capela. Yo sabía que la banda no se llevaba muy bien, pero hasta ese punto de ni hablarse no, teniendo que hacer el pobre Hermes Calabria de intermediario.

      Eliminar
  3. Como suelo ver "Cuéntame" pues también me tragué el programa en cuestión. Estuvo muy interesante, la verdad. Grandes años aquellos que, aunque no he vivido plenamente(nací en el 81) sçí que los siento muy cercanos. Grandes grupos dieron los primeros guitarrazos en España. Saludos Cahiers.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que ocurre es que, en aquella época, fueron otros los que se llevaron la fama y la publicidad, Mecano, Los hombres G, Radio Futura, los Gabinete... pero hubo de todo, también rock y del bueno.
      Saludos Marcos.

      Eliminar
  4. Hola Maestro Cahiers,

    Para nada fan de la música y muy duro de oido,siempre me ha costado aficionarme a la música.
    Aunque para mi generación ya quedaban un poco lejos Baron Rojo , Del Rio y Ramoncín (quien te ha visto y quein te ve).

    Los Rolling nunca me gustaron, pero supongo que después de una época tan bestia como la posguerra, todo esto afloró en una música tan gamberra, tan estridente, y tan genial como es el Rock'n Roll.

    Sólo por tus anecdotas, que nos acercan a los que no la vivimos tan de cerca, vale la pena haber escuchado acerca de ese paraiso de sexo, drogas... y ... música ROCK.

    Un abrazo muy grande Pepe.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco he sido muy de Los Rolling, aunque fíjese que para aficionarse a ellos no es necesario haber nacido por aquella época, porque ellos siguen, siguen y siguen...
      Un abrazo amigo UTLA.

      Eliminar
    2. jajajaj Si, eso sobre los Rolling es cierto. Deberian llamarse los conejitos de Duracell. Y duran ,y duran, y duran...

      Eliminar
    3. Algún pacto habrán hecho con Mefisto firmado con sangre.

      Eliminar
  5. No he sido seguidora de todas estas bandas pero recuerdo perfectamente a cada una de ellas y la repercusión que tuvieron en nuestro país.
    Impecable entrada, Cahiers. Un 10.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por ese 10. Ya me hubiera gustado haber tenido alguno en mi época académica, jeje.
      Saludos Clementine.

      Eliminar
    2. Pues si hubiéramos tenido entonces correo electrónico o algo similar, algún que otro 10 te habría regalado, que a mí sí me caían de vez en cuando :)

      Eliminar
    3. Jaja, mi último diez seria del año 77 más o menos, que ya ha llovido, nevado y demás fenómenos atmosféricos.

      Eliminar
  6. Qué fuerte lo del libro de familia.

    Sabina también era y es un cantante terrible, pero en esta época triunfó y hoy es uno de los mejores compositores de España. Menos mal que entonces se valoraban otras cosas, hoy en día un tío como Sabina se moriría de hambre en el panorama musical actual.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En efecto, con su particular forma de cantar, seguro que le echarían de Operación Triunfo, Tú si que vales o La Voz.

      Eliminar
  7. una época fascinante, y nunca suficientemente recordada. Me vino a la mente una serie de reportajes de la 2 que, aunque creo no son tan intensos, ya me proporcionaron algunos buenos ratos: http://www.rtve.es/alacarta/videos/cachitos-de-hierro-y-cromo

    besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He visto alguno y con el fenomenal archivo que tiene Televisión Española tiene para dar y tomar durante mucho tiempo. Son arranques de nostalgia de lo más recomendable.

      Eliminar
  8. ¡Recuerdo esa actuación de los Rolling en Barcelona en el 76! Yo tenía 15 años y era mi primer concierto. Se celebró en la plaza de toros de la Monumental y hubo follón entre gente que se quedó fuera y los -todavía- grises. En pleno concierto vimos una estela de humo y pensamos que eran efectos especiales pero se trataba de un bote de humo de la policía antidisturbios.
    Los ochenta fueron una época estupenda para ser joven. Recuerdo el Rockola en Madrid y la portada de un disco "El hombre de neón" que hice para un grupo llamado Los Telefunken. Qué tiempos...
    Saludos. Borgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Comentaba el promotor que el escenario de la Monumental fue una solución de última hora y que con el asunto de los botes de humo no hubo una desgracia mayor por pura suerte. Fue la primera década en libertad y había muchas ganas de recuperar el tiempo perdido, quizás por eso muchos se pasaron de rosca, parecía que no existiera un mañana.

      Eliminar
  9. Ahhhh!!!!! Pepe! La otra cara del post que yo dediqué a la movida, sólo que mucho mejor, nuestros rockeros.
    Mi Rosendo ¿mediocre cantante? snif. Yo era de Baron Rojo, tuve sus primeros discos y me aprendí de memoria todas las letras, Obús ya me parecían demasiado brutos.
    "Se oye comentar, a las gentes del lugar: los rockeros no son buenos..." Que tiempos...
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rosendo tiene una voz muy particular que no creo que sea mediocre, sino que le venía como anillo al dedo a su personalidad y a la música que realizaba. Barón Rojo eran muy buenos, como músicos y como letristas, lástima que se llevaran como el perro y el gato.

      Eliminar