miércoles, 26 de noviembre de 2014

CINCO AÑOS DESDE LA GUARIDA

Un año más viejo, otros 365 días no sólo en mi vida particular sino también en la blogosfera, tecleando frente a eso que llaman portátil o computadora, una palabra que resulta más peculiar por aquí, pero que es común en otros lugares. Recuerdo el primer día como si un millón de años hubieran desfilado sobre mi pantalla, la incertidumbre o, más bien, la escasa confianza que me inspiraba publicar algo escrito por mí. El primer artículo arrojado a la red me causaba una extraña mezcolanza de sentimientos encontrados. Por un lado, era un experimento incierto, muy similar a lo que se denomina coloquialmente como un brindis al Sol, y por otro una apuesta ilusionante por una afición tan común como la de escribir. Mi lado pesimista, siempre dispuesto a demostrar que es el niño de mis ojos, me martilleaba con una pregunta inevitable, ¿quién demonios va a leer esto? Al principio cuesta imaginar que tu propuesta pueda ser considerada en un espacio tan descomunal como este, un universo tan poblado de ideas, algunas sublimes, otras geniales, muchas mediocres y otras sencillamente planas. Cuando un blog nace tiene un comienzo difícil, nadie le reconoce, nadie sabe quien es, nadie le habla y eso puede ser el principio de su final. Muchos mueren de aburrimiento y el único remedio eficaz es ser descarado. Tu diminuta imagen que te representa, esa que aparece en tu perfil, algunas veces con tu nombre real y otras con uno imaginado, tiene que hacerse notar con una fórmula muy simple y eficaz, tienes que ir de visita y hablar, hablar mucho en forma de comentario. Menuda palabra para un bloguero esa de "comentario", absolutamente indispensable para saber en que estado te encuentras y si tu proyecto tiene algún tipo de porvenir. Porque representa el mismo efecto que cuando esperabas ansiosamente una carta en tu buzón, porque significa una visita, signo inequívoco de que esto se mueve.
Ignoro como debe sentirse ya un blog con cinco años de vida, si es un tierno infante, un mozalbete insolente, un joven audaz, un madurito interesante que peina canas,  calvo viril como decía Woody Allen, o quizás como un anciano venerable. Particularmente pienso que ha sido un tiempo más que suficiente para tener achaques, como en las salas de espera del médico de cabecera, donde los pacientes hablan de su tensión arterial, de la diabetes, del colesterol o de la hernia de hiato. Aquí no sería el caso y hablaríamos más de falta de inspiración, de interés menguante, de pereza y otros achaques típicos del negocio, amén de otros síntomas de carácter psicológico y síndromes diversos. Concretamente la Guarida puede tener un cuadro de dispersión temática aguda. Aquí se habla de todo, desde fútbol, experiencias personales, algún chiste y grandes dosis de humor, pasando por ideas trascendentales sobre lo divino y lo humano. Últimamente me he permito hablar de arte, todo un atrevimiento para un profano en la materia. Sin embargo, en una temática que domino algo más, como es el cine, me encuentro con cierta diáspora mental, aunque no por ello renuncie a algo que fue fundacional en este blog.


En definitiva, nada de esto tendría sentido sin ustedes, los que pasan por aquí y dedican parte de su valioso tiempo en echar una ojeada a lo que se dice y comenta. En una medida de grandes proporciones, el esfuerzo de un autor y su correspondiente blog, depende de sus lectores, ocasionales, fieles e incluso de los que aterrizan por error o se posan aquí por una búsqueda errática. Todos ellos son de vital importancia para la supervivencia de La Guarida del Eremita y es por eso, fundamentalmente, para lo que escribo esta entrada, para agradecerles de forma sincera y emotiva su apoyo durante estos cinco años, aunque mi narcisismo irrefrenable espere sus felicitaciones como forma propicia para alimentar mi ego. Gracias a todos y bienvenidos a esta casa.




51 comentarios:

  1. Vaya, parece ser que seré el primero en agradecerle esta tarea acometida desde hace ya un lustro. Mis más sinceras felicitaciones y espero que al menos aguante en la brecha otros 25 lustros más.

    Aquí tendrá siempre que sea posible un lector fiel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Jajajajaja, si tengo que seguir 25 lustros más será en forma de zombi!

      Muchas gracias, Alimaña, seguimos en la brecha.

      Eliminar
  2. Te felicito por llegar a los 5 años de tu blog, no haber desistido antes.
    Sé lo que significa tener comentarios. Y el estado de juventud, decadencia depende de los ánimos de blogero, del empeño que le ponga a postear. Yo diría que este blog, en ese sentido, es joven y tiene energía.
    Felicidades e inspiración para seguir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El ánimo es fundamental, sin él no se puede mantener nada, y menos algo mínimamente creativo.
      Muy agradecido Demiurgo.

      Eliminar
  3. Bueno, pues para no dejarte esperando ;-)...Felicidades por ese lustro y de contenidos tan variados.
    Déjate de profanos y chorradas del estilo..la entrada del matrimonio Arnolfini estuvo muy bien.
    Un saludito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que le gustara; si me viera mi profesora de historia y arte del instituto no daría crédito.
      Un saludo David y gracias.

      Eliminar
  4. 5 años, que buen número.... me gusta tu blog por eso que decís, la mezcolanza de cosas y temas, es algo que sucede con el mío por eso también la simpatía... lagunas tuvimos y vamos a tener todo.... es increíble como en una semana es imposible hacer una entrada coherente y después en 2 días se te ocurren cosas como para 5...

    muchas felicitaciones y seguiremos colaborando por acá para que este blog "se mueva"....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues le envidio, ya hace tiempo que mis neuronas no dan ya para tanto y muchos menos para 5, pero vamos pasito a pasito y, sobre todo, no abandonar.
      Eternamente agradecido JLO.

      Eliminar
  5. Muchas felicidades por los cinco años.

    Un placer leerte.

    Un saludo cordial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Amalia por su vistia y amabilidad.
      Saludos muy cordiales.

      Eliminar
  6. Los blogs envejecen como los perros, así que con 5 años tu blog es ya un adulto con experiencia.

    Felicidades por seguir aquí, que sean muchos más :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, preferiría envejecer como las tortugas o los loros ;)

      Gracias amiga Doctora.

      Eliminar
  7. Respuestas
    1. Se intentará, se intentará.

      Muchas gracias Bubo.

      Eliminar
  8. Cinco años ya, que barbaridad! A mí me parece muchísimo tiempo, y no sé si llegaré, pero bueno ahí estamos de momento.
    Los comentarios son importantes, interactuar, compartir...decimos que no escribimos para los demás y puede ser cierto, pero si no nos leyeran, si no nos comentaran, que vacío sería todo y que triste.
    Besitos y enhorabuena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo comentarios son un síntoma de que el blog está vivo, que la gente se interesa y se molesta en aportar su granito de arena. Además usted precisamente tiene un blog con mucho movimiento, prueba evidente de que siempre resulta muy interesante.
      Un abrazo, Inma.

      Eliminar
  9. Ay, que llego tarde a tu cumple...

    ¡¡MUCHÍSIMAS FELICIDADES, ILUSTRE "LA GUARIDA DEL EREMITA"!! Y que sea por muchos años más, Sr. Cahiers.
    Esta vez tu cabecera parece un homenaje a Hitchcock: los pájaros, una casa chunga tipo Psicosis, que espero no sea tu nuevo hogar... Y luego está la bicicleta de Butch de "Dos hombres y un destino", esto último no cuadra con el resto y por eso me inquieta aún más.

    En fin, que aquí seguiré leyendo lo que se te ocurra escribir... Hasta el infinito y más allá :)
    Un gran abrazo, eremita de lujo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca es tarde si la dicha es buena, amiga Clementine, además ya sabe que usted es muy importante para la Guarida. Ya veo que me ha analizado la cabecera, aunque no se si la bicicleta podría ser la de esos dos hombres y un destino... Esa casa será mi refugio virtual, espero que durante un año, sobre todo sin me aguanta el tejado que anda algo fastidiado.

      Eternamente agradecido, hasta el infinito y más allá.

      Eliminar
  10. Y que cumpla muchos más!! Yo le encuentro en plena forma, Sr. Cahiers, no le pesan los años ;)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, gracias, sobrevivo día a día a pesar de mis canas...

      Un abrazo, estimada Mara.

      Eliminar
  11. Felicidades Sr. Cahiers y enhorabuena por esos cinco años. Una manita que es digna de admiración. No es fácil durar cinco años con un blog, amigo. Yo creo que un blog con cinco años es un joven con muchas ganas de seguir por el buen camino que tú dispones. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy agradecido amigo Marcos, con blogueros como usted siempre es fácil mantener este negocio.

      Un abrazo.

      Eliminar
  12. Seré breve que estoy en el curro: ¡Muchísimas Felicidades amigo!
    Y otros cinco que nos vean.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que nos vean a todos, amigo Lombreeze, por muchos años.
      Un abrazo

      Eliminar
  13. ¡Muchísimas felicidades y abrazos, Cahiers! Ya somos más en el Club de los Cinco y espero que vengan muchos cinco más y no me canso de repetir que debo al amigo Cahiers mi supervivencia bloguera. La guarida sigue tan magnífica y lustrosa como siempre... o más.
    Saludos!!! Borgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias amigo Miquel, por estos cinco años de estrecha amistad bloguera.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  14. 5 añitos...¡pues enhorabuena!
    Por aquí arriba ya te han dicho de casi todo. Pero lo siguiente, creo que no...¡¡invítanos a algo para celebrarlo!! XDD
    Te sigo desde hace poco, no sé cómo sería hace 5 años, pero me gusta tu blog.
    Así que sigue llenando hojas para que las leamos, ¿vale?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Queda usted y todos invitados a una copa virtual en el sitio que más sea de su agrado.
      Gracias por todo Jatz Me.

      Eliminar
  15. Enhorabuena por esos 5 años de blog, ya te digo yo que es un logro, pero veo que se conserva con salud e ilusión, y ganas de seguir contando cosas, así que sigue así y muchas felicidades, para mí es un placer estar en tu quinto aniversario como blogger.
    Un abrazo
    ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ana, habrá que seguir sacando cosas del baúl de la inspiración para seguir en el camino.
      Un abrazo.

      Eliminar
  16. Felicidades por esos cinco añazos ya. Y que lo sigamos disfrutando todos otros tantos más (infinitos por ejemplo).
    Un abrazo y tirón de orejas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Infinitos son demasiados, o a lo mejor o no, mientras la mente siga funcionando...
      Un abrazo para usted también y el tirón de orejas ya tengo que pensarlo, jajajajaja!

      Eliminar
  17. Muchas felicidades, Sr.Cahiers!
    Sin duda unos días plenos de efemérides de tronio.
    Un fuerte abrazo, old chap!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hombre, si es el Tirador, cuanto tiempo sin verle por aquí!
      Gracias por la visita y la felicitación.
      Un gran abrazo Sr. Pauwels!!!

      Eliminar
  18. Muchas Felicidades querido señor Cahiers!!!. Espero que disfrute de sus fastos. Siempre es un placer leerle, porque usted siempre tuvo excelentes ideas, incluso mucho antes de que existieran los blogs o el internet. Siempre fue placer escucharle como ahora lo es leerle. Un fuerte abrazo querido amigo y a toda su preciosa familia. Por cierto ha visto el trailer de Star Wars?. Esperamos la opinión de Pepe Cahiers....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por sus amables palabras, Carmen, que me ruborizan y alimentan mi ego de forma desaforada.
      Naturamente he visionado ese trailer y me ha parecido emocionante, aunque mi visión de la saga es siempre muy subjetiva, es lo que suele suceder con las pasiones.

      Un abrazo.

      Eliminar
  19. Le había escrito un lindo comentario pero no sé qué demonios ha pasado. En fin, repito (más o menos):
    Me alegro mucho que continúe dándole a las teclas, Pepe. Sepa que aunque no me prolifero mucho por su blog, sigo pasándome de vez en cuando y que si no le dejo un comentario es porque tal vez mi comentario no esté a la altura del post. También es verdad de que tampoco tengo mucho tiempo libre y no puedo dedicarle al blog todo el tiempo que a mí me gustaría (sólo tiene que ver mi blog para comprobar que no lo tengo cuidado cómo me gustaría). En definitiva, que aunque todo esto pueda sonar a excusa barata, le felicito y animo a que siga así porque por aquí ando viéndole y leyéndole (ya le dejaré más comentarios, me cachis).
    Por otro lado, si alguna vez decide meterse en Twitter (una herramienta con la que puedes interactuar más facilmente puesto que puedes hacerlo desde el móvil), no dude en ponerse en contacto conmigo (por allí estoy algo más activo). Sepa que además de ser una herramienta muy útil para estar informado sobre todo lo que le interesa, también puede serle de beneficio para conseguir más seguidores y visitas para su blog. Así que, ya sabe, si le da por meterse por ahí búsqueme (soy @Lazoworks). Advierto que engancha un poco.
    Pues eso, un fuerte abrazo.
    Le quiere, su consuegro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Juan, le acepto lo de la falta de tiempo, pero en absoluto la teoría de que sus comentarios no estarían a la altura del post, cuando usted ha sido un magnífico comentarista y, en ocasiones, un imprescindible polemista. Además fue uno de los primeros en pasar por aquí, cuando parecía que la Guarida no importaba ni al tato.
      Lo del Twitter está bien pero no soy muy de las redes sociales, tengo un gran desconocimiento de ellas y, por ejemplo, el Facebook en el que estoy registrado lo tengo abandonado a su suerte.
      Un abrazo, querido consuegro.

      Eliminar
    2. Es verdad, no sé si gran polemista, pero polemista lo he sido un rato largo... Jajaja...
      Yo también paso del Facebook, hombre, ni siquiera tengo cuenta allí. Pero pruebe con el Twitter, consuegro... ¿No ve que se lo digo para así tenerlo más cerca? Jajaja... No, en serio, está muy bien. Es una cosa muy amena y que encima no roba demasiado tiempo (y sobre todo, que nada tiene que ver con Facebook [o no demasiado, pues es una red social al fin y al cabo]. Hágame caso, leñes... Seguiré insistiéndole hasta verle también por allí. ;-)
      Un abrazo!

      Eliminar
    3. Coño, consuegro... Me he puesto a leer los comentarios y me acabo de dar cuenta que parece que Twitter me pague por conseguir usuarios o algo por el estilo, jajaja.. Nada de eso, eh... Es simple egoismo mío, de poder hablar con usted más a menudo, que conste.

      Eliminar
    4. Lo pensaré, lo pensaré, aunque en esto soy muy fiel a Blogger y me cuesta meterme en estas cosas.

      Eliminar
  20. No podía dejar de pasarme a saludarte y felicitarte por esos 5 años. Un blog es algo personal, pero también interpersonal… por eso de los comentarios :-D (muy bueno el chiste del servicio). Un placer leerte, PEPE. No te nos vayas nunca!!! Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso espero amigo Javier, seguir por aquí todo lo que pueda y gracias a ustedes.
      Un abrazo.

      Eliminar
  21. Mr. Pepe Cahiers, ¡Felicidades! y que haya muchos, muchos años mas de la Guarida. Un abrazo y nos estamos leyendo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias amigo Beklnap, que sean muchos para todos y que podamos leernos.
      Un abrazo

      Eliminar
  22. Aunque acabo de descubrir el blog, te felicito por esos cinco años. Es una dedicación nunca mejor dicho "por amor al arte" que tiene mucho mérito.
    Espero que cumplas muchos más para poder leerte.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Abril por su visita y sea bienvenida a la Guarida.
      Saludos.

      Eliminar
  23. ¡Muchísimas felicidades por estos cinco años! siento que mi felicitación llegue con tanto retraso, pero bueno, más vale tarde que nunca.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca es tarde amigo Shimulo, muchas gracias.
      Un abrazo

      Eliminar