martes, 13 de enero de 2015

MATAR AL BUFÓN: SUCEDIÓ AQUÍ HACE 37 AÑOS

Los atentados recientes de París, en especial la ejecución de los dibujantes satíricos de la revista "Charlie Hebdo", me ha hecho recordar algo similar que sucedió aquí, en España, en septiembre de 1977, cuando un grupo de extrema derecha conocido como la Triple A (Alianza Apostólica Anticomunista) hizo estallar una bomba en la redacción de la revista "El Papus", un claro antecedente de lo que después sería "El Jueves", matando al conserje, Joan Peñalver e hiriendo a 17 personas. Aún conservo el número especial que se editó posterior a tan luctuosos incidentes, en donde los mejores dibujantes de este país quisieron rendir un homenaje sincero a la libertad de prensa, un concepto que parecería más que indispensable en pleno siglo XXI, pero hay algunos relojes que se quedaron parados, hace mucho, mucho tiempo...


22 comentarios:

  1. No sé cómo se puede convencer a la gente de que aún estamos en las cruzadas. Viven en otra dimensión, es inexplicable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo peor de todo es que va ha permanecer mucho tiempo entre nosotros, no se trata de algo que se pueda superar en unas cuantas décadas.

      Eliminar
  2. A luta pela liberdade de expressão será eterna...enquanto "césar" não for vencido!
    Graça

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. É um direito que nunca devemos desistir, uma herança estimável da democracia.

      Eliminar
  3. Es que la intolerancia y el miedo a las palabras no nacieron ayer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, eso es cierto, parece que la intolerancia va ligada a nuestra historia de forma irremediable, pero uno piensa que la evolución de los tiempos hubiera bastado para mitigarla.

      Eliminar
  4. Lamentablemente, aún se han cobrado más vidas los fanáticos de París. En pleno siglo XXI vemos que todavía no somos libres, ni existe la libertad de expresión.. Un penoso espectáculo el que ofrece la raza humana y muy bien recordado, Cahiers, el incidente de 1977 Desgraciadamente, la historia se repite. Abrazos. Seguiremos luchando por expresarnos libremente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego, lo último que debemos tolerar es una vuelta al pasado, una involución de nuestros derechos más loables.

      Eliminar
  5. Es triste que tengamos que vivir angustiados por unos fanáticos que usan la religión como argumento para hacer lo que hacen. y ninguna religión que se defina como tal defiende estas actuaciones.
    El fanatismo es un mal difícil de erradicar.
    Saludos Pepe.
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y más la religión, que debería ser algo íntimo y personal, una elección libre sin imposiciones de ninguna clase.

      Eliminar
  6. No tenía ni idea, curioso pero ¿de qué nos vamos a sorprender?, la violencia y el fanatismo no son algo nuevo.
    Saludos
    ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego, y una es el instrumento de otro.

      Saludos.

      Eliminar
  7. Vaya, amigo Cahiers, precisamente pensaba hacer una entrada sobre El Papus, nuestro Charlie nacional pero bueno, ya la sacaré más tarde. Recuerdo muy bien el día del atentado. La redacción estaba en el centro de Barcelona (Plaza Castilla) yo estaba cerca y oí la explosión. Además los autores nunca fueron detenidos aunque fue la Triple A quien reivindicó el atentado. El pobre Peñalver fue la víctima, pero si la bomba hubiera estallado en la redacción habrían muerto más personas. Qué tiempos con aquella prensa humorística: Por Favor, El Papus, Matarratos... siempre lidiando con la censura.
    Saludos! Borgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se si se acordará también de otra revista del mismo editor que era Barrabás, de humor gráfico del deporte.

      Eliminar
  8. Es muy malo el fanatismo. Nunca me ha gustado la violencia.

    También recuerdo la revista que citas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El fanatismo como freno a la concordia, como piedra en el camino para la tolerancia. Una pena.

      Eliminar
  9. Tanto fanatismo en el que estamos envueltos a nada bueno nos llevará

    abrazos
    carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un fanatismo anclado en el pasado y que tiene un miedo absoluto a la evolución de los tiempos.

      Eliminar
  10. No evolucionamos nada, ni aprendemos de los errores siquiera.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay gente que está empeñada en volver a la Edad Media.

      Eliminar
  11. Jiménez, no? q siempre le confundo el apellido con el del otro dibujante argentino (q me gusta más) y que es con "G"?.... Me harte de comentar en un sitio http://www.buzzfeed.com/ryanhatesthis/heartbreaking-cartoons-from-artists-in-response-to-the-ch?fb_comment_id=fbc_775500715855941_775572802515399_775572802515399#.jiPdY9olP
    sobre el tema...
    Pero el tuyo nos ha recordado algo necesario.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo diría que por el estilo es Carlos Giménez, el autor de Paracuellos, aunque a mi me gusta más "Los profesionales", que le recomiendo sin duda.

      Un abrazo

      Eliminar